Una de las páginas con contenidos de interés en la blogosfera sanitaria es 3 Clics que incluye una sección que repasa contenidos de artículos publicados. Este es un buen ejemplo:

7SETmanal (10/03/2016)

Esta revisión expone los beneficios de las intervenciones centradas en la familia en el cuidado de los pacientes con enfermedades crónicas, que pueden ser efectivas para mejorar las tasas de reingreso, la calidad de vida, el autocuidado y la adherencia al tratamiento. La heterogeneidad de los estudios hace difícil especificar cuáles son los elementos clave para obtener estos beneficios pero parece claro que este tipo de abordaje es necesario y adecuado.

Las personas con enfermedades crónicas y / o complejas son un reto cada vez más importante en nuestra sociedad. Las intervenciones dirigidas a mejorar la atención de estos pacientes han centrado los esfuerzos en mejorar su capacidad de autocuidado a nivel individual y no tanto en la capacidad de cuidado del entorno familiar. Hay evidencias de que los abordajes centrados en la familia pueden mejorar la satisfacción de los cuidadores / as y la calidad de vida en el ámbito hospitalario y que son considerados, por los propios pacientes, como un factor importante en la mejora de sus resultados.

Esta revisión se propuso identificar qué elementos de las intervenciones centradas en la familia pueden mejorar los resultados de los pacientes adultos con enfermedades crónicas. Se revisaron estudios cuantitativos aleatorizados o experimentales no aleatorizados que analizaran la efectividad de intervenciones centradas en la familia, entendidas como intervenciones educativas sobre el autocuidado que incluyeran sesiones, folletos o visitas programadas dirigidas al paciente ya los cuidadores / as familiares.

Se encontraron 10 estudios que incluyeron 1.823 pacientes y sus cuidadores / as, que en todos los casos fue la pareja del paciente, con enfermedades crónicas diferentes tales como la insuficiencia cardiaca, el ictus, la diabetes, la gonalgia crónica o el cáncer avanzado. La gran mayoría de los estudios fueron aleatorizados y tenían un grupo control y todos ellos contaron con sesiones educativas cara a cara realizadas por profesionales entrenados con experiencia clínica. La heterogeneidad en el diseño, las definiciones de las variables y las intervenciones de los estudios seleccionados permitió realizar sólo una revisión narrativa.

En los grupos en que se realizaron intervenciones centradas en la familia, se constataron mejoras en las diferentes variables analizadas: tasa de reingreso, calidad de vida, autocuidado y adherencia a la medicación. Un estudio presentó una disminución estadísticamente significativa en la tasa de reingreso a los 30, 90 y 180 días (odds ratio de 12:52, 12:43 y 12:57, respectivamente) y un alargamiento del tiempo hasta un nuevo ingreso. Varios estudios mostraron una mejora en la calidad de vida a los 3, 6 y 12 meses. En un estudio realizado en pacientes con VIH se observó un aumento de la adherencia al tratamiento y en otro estudio los pacientes con insuficiencia cardiaca presentaron mejoras en la capacidad de autocuidado.

Aunque fue difícil aclarar qué elementos de las intervenciones pueden mejorar los resultados en salud de los pacientes, sí se constató que la identificación de las necesidades de los pacientes y de los roles específicos de los cuidadores / as fueron factores determinantes. Por ejemplo, el entrenamiento en la prevención de las úlceras y en la nutrición y las posturas adecuadas al paciente redujeron el coste de la hospitalización y del tratamiento de las complicaciones. Otros elementos que redujeron las tasas de reingreso fueron la provisión de sesiones educativas a largo plazo sobre el autocuidado con estrategias activas de aprendizaje, la identificación de las señales de alerta, los abordajes centrados en la familia y las herramientas de autocuidado como los periódicos, los cuidados de transición o el seguimiento adecuado.

Los estudios también indican que el apoyo instrumental centrado en las actividades de la vida diaria mejora la calidad de vida de los pacientes, en cambio estos beneficios no se observan cuando el rol del cuidador / a se centra en dar apoyo emocional. Por otra parte, las mejoras en las intervenciones mermaron en el seguimiento a largo plazo cuando su objetivo eran sólo los resultados en salud pero no cuando el objetivo eran las estrategias de afrontamiento.

Aunque el nivel de evidencia de esta revisión es limitado, sugiere que las intervenciones centradas en la familia y dirigidas a los cuidadores familiares son beneficiosas en los pacientes con enfermedades crónicas. La atención primaria es el ámbito ideal para llevar a cabo este tipo de actuaciones. Es importante que médicos / SSES y enfermeros / as lo tengamos en cuenta a la hora de atender a nuestros pacientes con enfermedades crónicas.
Deek H, Hamilton S, Brown N, Inglis SC, Digiacomo M, Newton P, Noureddine S, MacDonald PS, Davidson PM. Family-centred approaches to healthcare interventions in chronic diseases in adults: a quantiative systematic review. J Adv Nurs . 2016 Jan 10; link

 

Fuente original  http://www.ics.gencat.cat/3clics/main.php?page=ArticlePage&lang=CAS&id=850

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s